Calle Marie Curie

ardins d´ Ada Byron

Calle d’Hipàtia d’Alexandria

Así como para las personas, los ojos son el espejo de su alma, los adoquines y las esquinas son la puerta del alma de las ciudades. ¿Qué sucedió en ese pasaje? Quién le puso el nombre a esa calle y por qué? ¿Cómo conocen popularmente los vecinos esa plaza? Las respuestas a esas preguntas forman el conjunto del mapa que dibuja la cara de una ciudad, y la nuestra, Barcelona, es rica -riquísima- en estas historias. Los nombres de las calles reflejan el pasado de sus gentes o el compromiso de los ciudadanos con ciertos temas. Por ejemplo, hoy trataremos los homenajes que ha hecho la ciudad condal a las mujeres científicas. Tal día como hoy, hace 133 años, la Universidad de Barcelona vio graduarse a la primera mujer española en obtener el título de medicina. La lleidetana Martina Castells i Valdespí, con 26 años de edad, fue un referente para tantas otras mujeres que quisieron -y lograron- adentrarse en el mundo de la ciencia, un territorio que suele estar dominado por nombres de hombre. Pero Barcelona sabe que el trabajo de las mujeres en la ciencia ha sido muy importante y por ello destacamos aquí dos calles y unos jardines que recuerdan a grandes investigadoras. Calle de Marie CurieSituada en el distrito de Nou Barris, esta calle luce el nombre de la científica polaca desde 1995. Su nombre de soltera era Manya Sklodowska Boguska y fue en París (donde continuó sus estudios y donde conoció a su marido Pierre) cuando se la empezó a conocer como Marie Curie. Fue famosa por investigar la radioactividad con su marido, investigación que acabaría produciéndole un cáncer y la muerte. Fue la primera mujer en ocupar una cátedra en la Sorbona y fue doblemente premiada con el Nobel; en 1903 y 1911. Jardines de Ada Byron Estos jardines son llamados por algunos vecinos ‘El parque de las zamburguesas’, en referencia a una de las pruebas que debían superar los concursantes del programa ‘Humor Amarillo’. Es un patio interior en el barrio del Poblenou, que tiene el nombre de Ada King, condesa de Lovelace e hija de uno de los grandes poetas de la literatura universal: Lord Byron. Ella fue, simplificándolo, la primera programadora del mundo: descubrió que mediante una serie de símbolos y normas matemáticas era posible calcular una importante serie de números. Calle d’Hipàtia d’Alexandria Vecina del campus Mundet de la Universitat de Barcelona, la calle Hipàtia de Alejandría homenajea a la primera mujer matemática de la historia. Nació en Egipto en el año 370 y su vida acabó 46 años más tarde, asesinada por un grupo de cristianos que consideraron que sus trabajos en filosofía, física y astronomía eran herejías.A partir de ese momento se convirtió en un icono de la defensa de las ciencias frente el hermetismo religioso. Y acabamos el post de hoy con una cita de la misma Hipatia:

     Defiende tu derecho a pensar, porque incluso pensar de manera errónea es mejor que no pensar